Bizcocho de yogur esponjoso sin aceite ni mantequilla. Increíblemente fácil.

Comparte con tus Amigos!

Siempre en busca del bizcocho perfecto, seguro que esta es una máxima en muchas cocinas. A mí me encanta hacer bizcochos y en este post te comparto un montón de trucos y consejos para que te quede perfecto. Este bizcocho sin aceite ni mantequilla, y que te servirá como base para tus tartas, queda muy tierno y esponjoso.

Seguro que te ha sorprendido que no lleve ninguna grasa como aceite ni mantequilla, pero más te sorprenderá lo jugoso que queda gracias al yogur. Lee hasta el final si quieres enterarte de todos mis trucos y consejos y te aseguro que te quedará un bizcocho de 10.

Ingredientes

  • 300 g de harina de trigo ( 2 tazas y 1/4)
  • 300 g de azúcar (1 taza y 1/4)
  • 250 ml de yogur natural (1 taza)
  • 6 huevos tamaño L
  • 10 gramos de levadura química o polvo de hornear
  • 4 gramos de sal
  • 1 limón

Bizcocho de yogur esponjoso sin aceite ni mantequilla. Increíblemente fácil.(Trucos y consejos): videoreceta

Trucos para preparar el Bizcocho de yogur esponjoso sin aceite ni mantequilla:

Uno de los secretos de la esponjosidad del bizcocho es separar claras y yemas y darles un buen batido.

No llenes más de las tres cuartas partes del molde porque el bizcocho puede crecer y se te puede derramar. Si te ha sobrado masa porque tu molde es más pequeño puedes ponerla en una taza, la llenas hasta la mitad, y llevarla al microondas durante 1 minuto. Puedes ir haciendo bizcochos en taza al microondas hasta que acabes la masa. También puedes poner unas cápsulas de magdalenas y hacer una hornada .

En cuanto a los ingredientes, es preferible que los tengas a temperatura ambiente. En este caso tenemos yogur y no vamos a esperar dos horas a que se atempere. Los huevos sí que nos interesa que estén a temperatura ambiente.

El bizcocho hay que desmoldarlo justo cuando lo sacas del horno para que no se humedezca.

Es muy importante controlar la temperatura del horno. Hacer un bizcocho no es una temperatura exacta y siempre igual. Cada horno es diferente y puede que tú tengas que hornearlo a más o menos temperatura. Me encantaría poder darte la temperatura exacta pero tendrás que averiguarlo tú mismo.

El bizcocho, cuando sale del horno, siempre encoje un poquito y en la superficie se hacen unas arrugas. Si eso no te gusta, puedes darle la vuelta y presentarlo volteado.

Lo mejor para cortar el bizcocho es hacerlo cuando esté bien frío y con un cuchillo de sierra como el que utilizas para cortar el pan y así obtendrás un corte muy limpio.

Comparte con tus Amigos!

Add Comment