Comprobado: Estudio revela que divorciarse rejuvenece hasta 10 años

Comparte con tus Amigos!

La investigación asegura que las mujeres divorciadas son más felices y saludables, e incluso lucen más jóvenes

Un divorcio suele ser duro y complejo, y más cuando se ha estado en una relación por años. Sin embargo, para muchas mujeres cerrar ese capítulo en sus vidas se convierte en toda una experiencia gratificante, ya que las hace conectarse nuevamente con ellas mismas y hasta rejuvenecer.

A un importante número de mujeres divorciadas, en realidad, el divorcio les sienta de maravilla, y las razones han sido relevadas recientemente por expertas asesoras en relaciones de pareja. Indican en su estudio que los beneficios no solo son físicos sino mentales o emocionales.

En la parte física, señalan que una mujer que finalmente se divorcia rejuvenece hasta 10 años, y la causa principal es que se enfoca en sí misma, es decir, parte importante de su tiempo lo toma para cuidarse y dedicarse a ella al 100%. Sumado a esto, su vida cambia de la siguiente manera.

-Espacio personal

Las mujeres divorciadas son más felices porque su mundo solo gira en torno a ellas. Aunque podría sonar algo egoísta, luego de estar por años con una pareja, el tiempo que ahora pasa con ella misma es un regalo o un gozo verdadero. En este espacio personal que por fin ha recuperado, se da la oportunidad de conocer nuevas personas, hacer lo que más le gusta y compartir con amistades de toda la vida.

-Desapego material

La mujer divorciada crece en cada paso que da y para ella, no hay mayor felicidad que todo lo que ha conseguido a través del tiempo gracias a su esfuerzo. Por eso, no tiene miedo en dejar atrás aquello que le puede recordar su pasado.

-Paz a su alrededor

Vive tranquila ya que las discusiones de dos terminaron. De ahora en adelante se enfoca en sí misma y busca día a día momentos de paz y purificación. Su conciencia está tranquila y esas guerras internas que vivía a causa de situaciones tormentosas han desaparecido.

-Fortaleza de adentro hacia fuera

Una mujer divorciada comienza a trabajar en la construcción de su fuerza física. Se esfuerza por verse y sentirse bien frente al espejo. Se siente motivada a retomar su figura por medio de rutinas de ejercicios y entrenamientos, y cuida su alimentación. Si bien, muchas pasan por un proceso depresivo normal, cuando retoman su vida, realizan muchos cambios positivos.

Comparte con tus Amigos!

Add Comment