Un vaso de jugo de apio disminuye la Hipertensión, los Niveles de Azúcar, reduce la Artritis y el Dolor de Gota casi instantáneamente

Comparte con tus Amigos!

El apio está compuesto por agua en casi un 95%, lo que lo convierte en un alimento muy ligero e hidratante para nuestro organismo. Este alto contenido en agua hace que sea un plato muy digestivo. Una cualidad que junto a su bajo aporte calórico lo convierte en indispensable en cualquier dieta. Pero a esto debemos sumarle sus propiedades diuréticas y depurativas del organismo.

Por otra parte, también aporta una serie de beneficios al organismo que hacen que tomarlo valga realmente la pena. Regulación del sistema digestivo, reducción de la inflamación, relajación del sistema nervioso y control natural de los niveles de alcalinidad en el cuerpo, son tan sólo algunos de los beneficios que aporta éste vital alimento.

El antiguo Ayurveda lo ha utilizado y sus semillas como remedios naturales para la gripe, los resfriados , la artritis, la mala digestión y los trastornos del hígado y el bazo.

Los beneficios para la salud de apio

 

-Es diurético:

El apio se caracteriza por tener una acción diurética y depurativa que hace que el organismo trabaje correctamente y elimine las toxinas acumuladas. Además se encuentra atribuida a su aporte de aceites esenciales como lo es el limoneno, asparagina y selineno quienes se ubican sobre sus semillas y tallos, aunque en menos cantidad también se encuentran en sus hojas.

– Sacia tu apetito:

El té de apio aporta agua y fibra por lo que se cataloga como un poderoso saciante. Además de ayudar a adelgazar por medio de su efecto diurético que ejerce en el cuerpo, la fibra brinda una sensación de saciedad por lo que ayuda a estimular el tracto intestinal. Por tanto, este vegetal natural es excelente para depurar el organismo y equilibrarlo, siempre y cuando valla de la mano con una dieta saludable.

 

– Facilita la digestión:

Aumenta la producción de jugos gástricos y saliva, así como la quema grasas. Acelera los movimientos naturales de intestino y previene cólicos y gases.  Neutraliza el exceso de bacterias responsables de fermentaciones intestinales por lo que se convierte en un laxante suave para el cuerpo.

-Regula la presion sanguinea:

El apio contiene sodio orgánico que tiene el poder de disminuir la presión arterial. Los phtalides en el apio relajan los músculos arteriales, separan los vasos y mejoran el flujo sanguíneo. Tome jugo de apio por un período de 7 días y luego haga una pausa de 3 semanas antes de comenzar a beberlo nuevamente.

-Bueno para deportistas:

Debido a que contiene minerales, el jugo de apio puede ser de gran ayuda después de un entrenamiento intenso porque compensará los electrolitos perdidos y rehidratará todo el cuerpo.

-Fomenta la pérdida de peso:

¿Sabías que el jugo de apio evita los antojos de alimentos dulces? Bébelo durante todo el día para lograr este efecto.

 

-Rompe las piedras urinarias:

Sus potentes características diuréticas te ayudarán a eliminar más fácilmente los cálculos urinarios.

-Mejora el funcionamiento del riñón:

El apio puede desencadenar la eliminación de toxinas del cuerpo y, por lo tanto, mejorará el funcionamiento del riñón y evitará los cálculos renales.

-Calma el sistema nervioso:

¡Si sufres de insomnio, el jugo de apio puede ser tu cura! Tiene un mineral orgánico alcalino que tiene una influencia calmante y calmante en el sistema nervioso.

-Reduce la posibilidad de cáncer:

Las coumarinas fitoquímicas en el apio son capaces de evitar el cáncer de colon y estómago.

-Se usa para tratar el estreñimiento:

Las propiedades laxantes del apio son excelentes para tratar el estreñimiento al relajar los nervios.

-Beneficioso contra la inflamación:

El poliacetileno, que se encuentra en el apio, aliviará la bronquitis, el asma, la gota y la artritis.

Consejos adicionales para el apio

Cuanto más verde, mejor.  Las costillas deben ser firmes, no flojas.

Envuélvalo en una bolsa de plástico o en un recipiente hermético y guárdelo en el refrigerador.

Nunca lo deje a temperatura ambiente porque se marchitará.

¡Prepára te de Apio!

El té de apio para bajar de peso se puede ingerir frío o caliente.

Ingredientes:

-½ cucharadita de jengibre en polvo (opcional)

-1 limón

-1 litro de agua

-3 tallos de apio lavados y desinfectados

 

Preparación:

Pon a hervir agua y agrega el apio en trozos pequeños; baja el fuego y mantén la cocción durante 10 minutos. Agrega el jengibre y deja reposar 15 minutos. Antes de beberlo añade el jugo de limón.

Lo ideal es ingerir una taza de té de apio en ayunas; el resto lo puedes tomar antes de los alimentos.

Se recomienda beber el té de apio durante 15 días consecutivos, descansar 15 días y repetir el procedimiento. Recuerda mantener una alimentación equilibrada y practicar ejercicio.

Comparte con tus Amigos!

Add Comment