Tenía 2 meses con hemorroides hasta que aplique esta receta revelada por medico japonés y en 1 solo día se me desapareció

Comparte con tus Amigos!

Los remedios caseros se componen de sustancias que se encuentran más comúnmente en casa, como en la cocina o en el patio. Estas son recetas medicinales que podrían venir en forma de una mezcla de diferentes ingredientes secos o líquidos, hierbas hervidas o puré de frutas y verduras.

La gente tiene remedios caseros para la casi totalidad de las condiciones más comunes, como el pepino de bolsas en los ojos, la miel para heridas y jugo de limón para el dolor de garganta. Pero también hay remedios caseros para otras condiciones, como el alumbre para las hemorroides.

El alumbre está indicado para aliviar la picazón y la congestión de las venas, lo cual es una característica de las hemorroides. Cuando se aplica tópicamente, se cree que contiene propiedades astringentes que pueden causar el encogimiento o contracción del tejido afectado. También puede detener la hemorragia, si está presente, en las venas.

El alumbre puede venir en dos formas: una es la forma de polvo, que se necesita para esta condición, mientras que la otra es la forma de cristal, que usted debe primero pulverizar para producir la forma de polvo. Independientemente de la forma que se obtiene, ambas son efectivas para las hemorroides, sólo recuerde pulverizar el cristal primero.

El polvo de alumbre no se aplica directamente sobre la vena hemorroidal; en su lugar, tiene que ser disuelto en agua limpia primero. Recuerde que usted está aplicando esto en una parte interna (aunque ya ha sobresalido), así que tiene que tener cuidado en el tipo de agua que se va a utilizar.

Lo mejor es usar agua destilada para evitar infecciones, algo que no querrá que se desarrolle. Si está usando la forma de cristal del alumbre, asegúrese de que el cristal ha sido totalmente molido en pequeñas partículas. Los cristales son difíciles de disolver y esto no sólo puede causar dolor cuando se aplica, sino que también pueden alterar la “dosis” de su solución de alumbre.

Cuando ya tiene el polvo de alumbre, prepare una botella o un frasco donde se pueda mezclar todo. El alumbre y el agua deben mezclarse en una proporción de 1: 5, lo que significa que si usted va a utilizar 1 cucharada de alumbre, debe disolverla en 5 cucharadas de agua. El agua debe estar tibia para promover una más rápida disolución del polvo de alumbre.

Mezcle el polvo de alumbre y el agua a fondo hasta que ya no pueda ver las partículas de alumbre. Esto significa que las partículas están ya completamente disueltas, luego deje reposar la solución durante al menos 2 horas. Va a utilizar la solución en un baño de asiento. Prepare una tina o un baño de asiento de plástico con agua tibia lo suficientemente profunda para que pueda sumergir las caderas.

Asegúrese de que el agua no esté demasiado caliente pues el exceso de calor puede agravar la inflamación. Ponga la mitad de la solución que ha preparado anteriormente y viértala en el recipiente con agua tibia. Mezcle el agua y la solución a fondo.

Siéntese en la bañera o baño de asiento por no más de 30 minutos, puede hacer esto 2 veces al día. El alumbre permite que la inflamación se calme y que sus hemorroides reduzcan en tamaño. El alumbre es bastante seguro, siempre que no entre en la circulación sistémica. Puede utilizar este método para aliviar la inflamación mientras se somete a otros tratamientos para las hemorroides.

Comparte con tus Amigos!

Add Comment