Comes ajo y miel en ayunas, por 7 días, esto es lo que le pasara a tu cuerpo

Cuando se trata de cocinar, el ajo es uno de mis ingredientes favoritos. Y es un ingrediente tan versátil que puede usarse en casi cualquier plato salado asado con algunas proteínas, se mezcla bien con algunos vegetales, lo puedes licuar en una salsa para pasta. Pero también puede prepararlo de esta manera, lo cual es muy recomendable hacerlo de esta manera.

El ajo es un alimento reconociblemente popular en estos tiempos. Si va a la tienda encontrará una gran variedad de alimentos con sabor a ajo, ya sean panes, chips, aves, carnes, pretzels, o aderezos de ensaladas.

Esta demanda no es un fenómeno nuevo. El ajo ha sido famoso desde tiempos antiguos. Civilizaciones remotas, que nunca tuvieron contacto entre sí, entendían el increíble valor de esta planta.

En el antiguo Egipto se usaba para aumentar la fuerza y productividad, problemas circulatorios, e infecciones de insectos.1 El Talmud, un texto Judío del segundo siglo, prescribía el ajo para parásitos y otras enfermedades.

Los soldados de la Grecia antigua comían ajo para tener más valor, y para proteger la piel de venenos. Los Romanos antiguos pensaban que mejoraba el estado cardiovascular, problemas gastrointestinales, y que aliviaba problemas de las articulaciones.

Toma 2 o 3 dientes de ajo, lo picas y lo aplastas y luego lo mezclas con una cucharada de miel, también es muy saludable y con propiedades antibacterianas. Si puede consumirlo de esta manera regularmente, puede hacer mucho para estimular su sistema inmunológico.

Te dejamos este vídeo para que aprendas a preparar este efectivo remedio casero y puedas estar bien saludable.

Add Comment