Bomberos están advirtiendo sobre un lugar en el que nunca deberíamos poner a cargar nuestro teléfono

La tecnología puede ser una excelente forma de entretenerse y de conectarse. Por desgracia, los equipos electrónicos no son siempre tan seguros como pensamos. Uno de los ejemplos más locos de lo que puede salir mal con la tecnología fueron dos recientes explosiones de baterías de teléfonos inteligentes.

La idea de que algo que guardas en tus bolsillos o pones cerca de tu cara puede explotar, es sin duda aterradora. Resulta que hay un nuevo problema con los teléfonos sobre el cual nos tenemos que preocupar.

Más y más bomberos se están dando cuenta de que los teléfonos inteligentes están causando incendios.Resulta que una batería de teléfono sobrecalentada puede ponerse tan caliente que puede ocasionar un incendio.

El Departamento de Bomberos de Newton, New Hampshire apareció en las redes sociales hace poco para asegurarse de que las personas conocieran estos peligros. Los bomberos de Newton explican que la manera más fácil de que un teléfono se sobrecaliente y comience un incendio es cargándolo sobre la cama mientras duermes.

El problema ocurre cuando una persona conecta el teléfono a un cargador y luego lo coloca debajo de la almohada o en la cama mientras se duerme. La ropa de cama común tiende a atrapar el calor. Esto significa que el calor de la batería no puede escapar, por lo que las temperaturas suben a niveles peligrosos.

A medida que el cargador se calienta más y más, puede quemar fácilmente las sábanas y otra ropa de cama que es igual de fácil de quemar. Las altas temperaturas también pueden quemar a una persona que se voltea sobre el teléfono mientras duerme.

Para hacer hincapié en su mensaje, los bomberos publicaron fotos que mostraban las marcas de quemaduras hechas por un cargador típico. Las investigaciones han encontrado que más de la mitad de todos los adolescentes cargan su teléfono en la cama, por lo que tus hijos pueden tener el mayor riesgo de quemarse con un teléfono que se está cargando.

Los bomberos de Alabama tienen algunas sugerencias para reducir el riesgo de incendios debido a la carga nocturna. Lo más importante es no cargar nunca el teléfono durante toda la noche. Este tiempo de carga excesivamente largo es lo que hace que las baterías se calienten demasiado y sucede justo cuando estás durmiendo y no te das cuenta de algo que pueda estar sucediendo.

En general, es una buena idea no utilizar nunca un cargador barato del mercado de repuestos o un cargador viejo desgastado. Estos tipos de cargadores son más propensos a sobrecalentarse o chisporrotear.

Para que el exceso de calor se disipe correctamente, coloca el teléfono en una superficie plana y aireada en lugar de rodearlo con elementos blandos.

Ahora que conoces los peligros de la carga nocturna, es importante que corras la voz. Asegúrate de que nadie que conozcas cargue su teléfono en la cama mientras duerme.

Add Comment