Aspirina Y Jugo De Limón Para Borrar De Raíz Los Callos De Los Pies Y El Mal Olor

Comparte con tus Amigos!

Los callos y callosidades son capas de piel engrosadas que se forman debido a la constante presión o fricción en esa zona de la piel. Aunque esta afección cutánea no representa un peligro para la salud, es importante recibir el tratamiento adecuado para evitar complicaciones a largo plazo, en especial cuando se trata de pacientes diabéticos o personas propensas a desarrollar úlceras e infecciones.

Mientras que los remedios caseros para los pies nos proporcionan una amplia gama de preparaciones para combatir los hongos y eliminar las células muertas y evitar otros problemas problemáticos que los hacen verse mal.

La verdad es que entre estos encontramos la aspirina y el jugo de limón, que en muchos lugares es conocido por su capacidad para pelar, limpiar y suavizar incluso las zonas más difíciles de la piel.

Por otro lado, gracias a su composición, es muy efectivo para controlar los hongos en los pies y las uñas, ya que ralentiza su crecimiento y controla la sensación de picazón que generalmente causa.

Contiene una alta concentración de beta-hidroxiácido, un componente soluble en grasa que las compañías cosméticas suelen usar para preparar cremas y preparaciones para pelar. También se enfoca en sustancias antiinflamatorias y calmantes que ayudan a reducir el estrés y el dolor de esta parte del cuerpo, especialmente después de un día completo de actividad física.

DETALLES PARA ELABORAR ESTE REMEDIO CASERO

Si nota que sus pies tienen rigidez o grietas o falta de piel, no dude en probar este maravilloso tratamiento para mejorar su apariencia en poco tiempo.

Sus componentes son muy fáciles de conseguir y, dado que no son agresivos, son adecuados para todo tipo de pieles. De hecho, su aplicación regular reduce la propagación de hongos y bacterias, lo que evita desequilibrios en el pH de la piel y los olores.

Ingredientes:

-5 aspirinas.
-El jugo de un limón.
-1 piedra pómez.

Tambien te Podria Interesar

Ver Video Aqui



Instrucciones:
Coloque la aspirina en un mortero y aplaste hasta obtener un polvo. Si no tienes un mortero, humedece con un poco de agua y tritúralos con un tenedor o un cuerpo pesado.

Agregue el polvo obtenido en un recipiente y agregue el jugo de limón. Mezcle todo por unos momentos, hasta que obtenga una pasta espesa y suave.

Si nota que está demasiado seco, agregue más limón o una cucharada de aguavv

Modo de uso:

Enjuague los pies para eliminar la suciedad acumulada en su superficie. A continuación, distribuya una capa delgada del producto en las áreas afectadas por tejido y hongos. Espere actuar de 20 a 30 minutos y luego enjuague con abundante agua tibia.

Más tarde, frote las áreas con piedra pómez para eliminar la piel muerta y firme. Retire las células muertas con agua tibia y seque bien los pies. Repita el procedimiento dos o tres veces por semana para obtener buenos resultados.

Intente complementar su aplicación con un buen humidificador, ya que esta área sufre deshidratación excesiva. Si lo ama y lo encuentra útil, siéntase libre de compartirlo en todas sus redes sociales.

A continuación la receta completa en el siguiente video.

Comparte con tus Amigos!

Add Comment